3 golosinas saludables para niños

Todos venimos al mundo con un gusto natural por lo dulce, eso es lo que hace tan populares a las golosinas en nuestros primeros años de vida.

Actualmente está demostrado que las golosinas no representan ningún valor nutritivo para los niños, pero eso no quiere decir que como padres no podamos decirles que sí de vez en cuando.

Por otra parte, aunque tanto a niños como adultos nos cueste demasiada fuerza de voluntad negarnos a las golosinas, lo recomendable es vigilar su consumo, ya que gracias a su alta concentración de azúcar estas pueden causar problemas en la salud nuestros hijos.

Afortunadamente también existen alternativas saludables que podemos preparar en casa y ofrecer a los niños sin miedo a que estas puedan afectarles en la misma medida. Además, estas golosinas sanas, al contrario a las tradicionales, sí benefician el organismo de nuestros pequeños y eso las hacer más recomendables.

Es por eso que a continuación vamos a presentarte tres deliciosas recetas de golosinas saludables. Podrás seguirlas en casa y compartirlas con tus pequeños. Eso sí, no olvides pedirles cepillar muy bien sus dientes después de disfrutarlas. Aquí vamos:

Cucuruchos de fruta y queso

Frutos rojos, golosinas

La fruta es la mejor fuente de azúcar que pueden consumir los niños e incluso los adultos. Una atractiva y exquisita combinación de frutas junto a pequeños trozos de su queso favorito pueden hacer de esta golosina casera la favorita de tus hijos.

Para esta sencilla receta te recomendamos usar combinaciones clásicas de frutas como frutos verdes, frutos secos, frutos rojos o frutos del bosque entre otros.

El barquillo puede ser comprado pero lo recomendable sería prepararlo en casa con ingredientes saludables como la avena o cualquier otro cereal. Recuerda que al hacerlo tú mismo estás controlando la calidad y la clase de ingredientes que consumen tus hijos.

Snacks de mariposa

Además de ser una agradable receta, los snacks de mariposa también son una entretenida y recreativa actividad la cual también puedes compartir en casa con los niños.

Los materiales a utilizar son bastante sencillos de encontrar en casa o el supermercado.

El primer paso consiste en conseguir pinzas de madera sobre las cuales se pueda pintar una mariposa, esto tal vez sea lo más difícil del proceso, pero lo más divertido para los pequeños.

El segundo y último paso es sujetar con la pinza un par de pequeñas bolsas de plástico -o una sola por la mitad- que contendrán frutas como uvas, fresas e incluso frutos secos como cacahuetes, nueces o avellanas. Siempre es recomendable que los frutos secos sean naturales, es decir, ni fritos, ni tostados, etc.

Snacks de yogurt griego

El yogur griego contiene menos agua que cualquier otro tipo de yogur pero sus nutrientes vienen en una mayor concentración por porción y estos definitivamente son ideales para los niños. Además, este tipo de yogur no contiene lactosa (azúcar) y cuenta con una baja cantidad de carbohidratos.

Esta genial receta es muy sencilla y solamente necesitarás una manga pastelera o en su defecto una bolsa de plástico con un agujero en una punta.

Utilices tanto la manga como la bolsa, lo que debes hacer es llenarlas de yogur y servirlo a través del agujero formando gotas sobre una bandeja.

Lo siguiente es hornear las gotas de yogur  durante una hora. Después dejar enfriar y luego a disfrutar.

Aquí terminamos, esperamos que disfrutes preparando en casa y degustando con tus hijos las recetas que hoy te hemos dejado.

PIDE CITA
pide citaPIDE CITA