Bruxismo: por qué es tan importante solucionarlo a tiempo

La articulación que nos permite abrir y cerrar la boca es la articulación temporomandibular, más conocida por los profesionales como ATM. Gracias a ella es que podemos masticar los alimentos, tragar, bostezar y articular las palabras. Se trata de una de las articulaciones más utilizadas del cuerpo humano, y es por ello en parte que podemos sufrir multitud de problemas en ella. El más común de ellos, el bruxismo.

El bruxismo es una patología que afecta a entre un 10 y un 20% de la población mundial, y puede provocar dolores en la cabeza y en los músculos que rodean a la mandíbula y al oído. El rechinamiento provocado por este problema puede acabar desgastando de forma notable los dientes y ser molesto dependiendo del contexto y/o de la sensibilidad de las personas

consulta gratis
1ª cita
GRATIS
financiación a medida
Financiación
a medida
franquicia
No somos
franquicia
descuentos
Descuentos
trabajamos con seguros
Trabajamos
con seguros
especialistas en casos difíciles
Especialistas en
casos difíciles

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales. Este hábito puede ser diurno, aunque la gran mayoría de las veces se ve acentuado por la noche, en las horas de sueño. Normalmente, el paciente no se da cuenta de que presenta esta patología, y suelen buscar tratamiento profesional después de haber sido alertados por sus compañeros de cama o habitación, o de haber comenzado a notar tensión y dolores en la mandíbula.

¿Por qué aprieto o rechino los dientes?

El bruxismo puede estar provocado por un estado de ansiedad, aunque se han estudiado también los factores genéticos y su relación con otras patologías, como las alergias. Lo más común es que la persona que sufre bruxismo esté pasando por un estado de estrés o ansiedad y que la acumulación de tensiones provoque el rechinamiento.

Bruxismo nocturno

bruxismo

El bruxismo nocturno, también conocido como bruxismo del sueño, ocurre durante la noche, mientras el paciente descansa. Generalmente, el bruxómano onírico no es consciente de su problema, y los datos que se tienen de esta patología proceden de los compañeros de habitación, que suelen alarmarse por el sonido de los dientes chocando unos contra otros. Además, también son los odontólogos quienes lo señalan en las revisiones, cuando observan la destrucción del esmalte y la dentina.

El bruxismo se da en las etapas II y III del sueño NREM, y en un ciclo de sueño de 8 horas, los episodios suelen durar entre los 17 y los 38 minutos de media cada noche.

Signos de bruxismo

La sintomatología del bruxismo es muy variada y puede ir desde pequeños desgastes dentales, dolores justo por delante de los oídos, chasquidos de la articulación, dolores de cabeza, mareos e incluso contracturas severas a nivel cervical y facial.

Posibles tratamientos

El tratamiento va enfocado a proteger los dientes, reposicionar la articulación temporomandibular a una situación de reposo y relajar la musculatura. Para ello, se suele colocar una férula de resina o plástico, conocida como férula miorrelajante o de descarga. Esta férula elimina el dolor de mandíbula, de cabeza y de oídos, así como las demás molestias que puedan haber aparecido por del desgaste de la musculatura mandibular y la presión ejercida.

Es importante señalar que las férulas no eliminan el bruxismo, para reducirlo y eliminarlo se deben incorporar técnicas de relajación de la musculatura y modificar comportamientos diurnos. Además, si el bruxismo está causado por estados de nerviosismo, estrés y ansiedad, éstos han de ser tratados con ayuda profesional.

Últimos artículos Bruxismo




PIDE CITA
pide citaPIDE CITA