Implantes dentales

La falta de piezas dentales provoca un impacto negativo tanto en nuestra estética como en nuestra salud general. Para solventarlo, una de las mejores opciones son los implantes dentales.

Una boca con ausencia de piezas dentales no mantiene su funcionalidad y nos imposibilita para articular palabras correctamente, masticar, comer y sonreír con naturalidad. Afortunadamente, tenemos varias opciones para suplir esas carencias provocadas por enfermedades, accidentes, envejecimiento u otras circunstancias.

Mediante la implantología dental actual podemos recuperar nuestra sonrisa y la funcionalidad de nuestra boca de forma muy poco invasiva, indolora y muy rápida en algunos casos.

¿Qué es un implante dental?

Implante dental

La cirugía de implantes dentales es un procedimiento mediante el cual se reemplazan las raíces de los dientes con pernos metálicos semejantes a tornillos, así como el propio diente ausente o dañado, por un diente artificial con un aspecto indistinguible del resto y que cumple su misma función.

Se trata de una alternativa a las prótesis dentales y a los puentes que por alguna causa carecen de la fijación adecuada.

¿Qué tipos de implantes dentales hay y que tipo de intervenciones son las más frecuentes?

Implante unitario

La falta de un diente por el envejecimiento, caries o un golpe puede causar un impacto a nivel funcional, estético y, a corto plazo, en la salud. Una sonrisa agradable cambia positivamente nuestra apariencia, nuestro día a día y nuestra autoestima, ya que afecta a nuestras relaciones tanto profesionales como personales.

Gracias a un implante dental, se puede sustituir un diente perdido desde la raíz.

Rehabilitación oral parcial o completa

Cuando faltan varias piezas dentarias no siempre hay que reponer los dientes que faltan con el mismo número de implantes dentales, sino que caben varias opciones: pueden reponerse los dientes ausentes con implantes dentales o quitar los dientes naturales restantes y realizar una rehabilitación oral completa.

La decisión debe tomarla el odontólogo tras analizar el caso concreto y el paciente podrá elegir entre opciones las diversas opciones.

La rehabilitación oral completa se basa en reponer todos los dientes de la boca, ya sean solo los superiores, los inferiores o los de ambas arcadas.

Actualmente, este procedimiento se realiza con implantes dentales fijos, ya sea colocando implantes en todos los dientes ausentes, usando la técnica all-on-four o utilizando implantes zigomáticos.

All-On-Four

La técnica All-On-Four es un sistema de colocación de implantes que, gracias a los avances en bioingeniería, ha simplificado el procedimiento, ya que permite colocar sobre cuatro implantes la arcada dental completa, de forma fija, sin injertos, en una única intervención y con mayor tasa de éxito que otras técnicas.

Los cuatro implantes se colocan estratégicamente para asegurar una correcta fijación y evitar la sobrecarga del hueso, y se pueden llegar a colocar todos los dientes en un mismo día, en la totalidad de los maxilares superiores y en casi todas las mandíbulas.

Existen diferentes subtipos de All-On-Four dependiendo de las necesidades del paciente:

  • Estándar: Pacientes que tienen una situación normal y suficiente hueso en el maxilar superior. Se colocan cuatro implantes estándar.
  • Híbrido: Pacientes que han perdido hueso en la parte superior del maxilar. Se colocan dos implantes estándar en la parte frontal y dos implantes cigoma en la parte posterior.
  • Cigoma: Pacientes que han perdido el hueso maxilar. Se colocan cuatro implantes de tipo cigoma, los cuales rehabilitan todos los casos sin necesidad de injertar hueso.

Implantes cigomáticos

Cuando el paciente ha perdido piezas dentales, pasando mucho tiempo, y no existe suficiente hueso, sobre todo en el maxilar superior para fijar los implantes, se procede a colocar los implantes en el hueso cigomático y en la zona anterior del maxilar.

La colocación de implantes cigomáticos es un procedimiento medianamente sencillo y seguro que se suele realizar con anestesia general, y que suele estar recomendado para aquellos pacientes que tienen defectos en los maxilares o que han perdido sus implantes. Se trata de una gran opción de rehabilitación oral completa sin injertos.

La tecnología en los implantes dentales

Dentista

Gracias a los avances en tecnología de los que disponemos, la implantología integrada unifica el diagnóstico mediante la fotografía digital, el escáner intraoral y la radiología tridimensional. Se planifica al mismo tiempo tanto la intervención quirúrgica como la colocación de los implantes y el diseño de éstos.

El diseño asistido por ordenado hace posible la realización de una plantilla quirúrgica precisa para colocar los implantes, lo que garantiza una mayor seguridad y una mejor colocación de la pieza diseñada a medida para el paciente.

Se puede visualizar en esta plantilla cómo quedarán los implantes y las prótesis antes de proceder a la intervención, lo que ayuda a reducir errores y supone un ahorro tanto en tiempo como en dinero.

¿Me va a doler el implante?

La cirugía de implantes dentales está considerada mínimamente invasiva, pues en general consiste básicamente en levantar una pequeña parte de la encía y fresar durante escasos segundos de manera suave. En algunos casos ni siquiera se eleva la encía ni se usa sutura, cuando hay mucho hueso. Además, la colocación de un implante dental suele llevar menos de media hora.

Para prevenir o disminuir las molestias es importante que el tratamiento esté bien planificado y sea realizado de forma cuidadosa y adecuada. Durante la intervención el dolor es nulo debido a que se trabaja con anestesia local. Después de ésta, han de realizarse una serie de cuidados y seguir las instrucciones del profesional para evitar complicaciones y dolor postoperatorio.

En general, tras la cirugía no se suele necesitar tomar medicación para calmar el dolor, y si se sienten molestias suele ser suficiente con tomar entre uno y tres comprimidos de paracetamol o ibuprofeno durante uno o varios días.

Ventajas de realizar el tratamiento

  • Son la mejor solución tanto si falta un diente como si faltan varios o incluso todos los dientes de la boca.
  • Los implantes aportan confort casi inmediato, pues en pocos días el paciente se olvida de que tiene un implante y no lo nota. Además, son un procedimiento inmediato.
  • Preservan el hueso ya que lo estimulan y previenen su pérdida a largo plazo.
  • La tasa de éxito de la adaptación del paciente al implante es casi del 100%. Además, la colocación se realiza en un procedimiento rápido, casi no invasivo y que apenas provoca molestias en el paciente.
  • Al estar hechos de titanio, son biocompatibles con el hueso y se integran a él sin problema. De esta forma, no ocurre el rechazo por nuestro organismo.
  • Los implantes no afectan a los dientes adyacentes, a diferencia de las prótesis dentales removibles o los puentes dentales.
  • Son estables al estar anclados directamente al hueso.
  • Con un buen cuidado, una correcta higiene oral y la visita regular al odontólogo para revisarlas, las prótesis pueden durar muchos años.
PIDE CITA
pide citaPIDE CITA