Periodoncia o enfermedad de las encías: ¿qué es y cómo tratarla?

En nuestros días es normal preocuparnos por el aspecto de nuestra dentadura ya que gracias a ella podemos lograr una buena impresión cuando interactuamos con otras personas en las diversas situaciones del día.

Así mismo debemos hacerlo con nuestras encías, porque para mantenerlas sanas y protegidas no basta simplemente con cepillar nuestros dientes. Para esto es necesario poner en práctica ciertas recomendaciones y hoy hablaremos de ellas si quieres evitar las enfermedades periodontales.

consulta gratis
1ª cita
GRATIS
financiación a medida
Financiación
a medida
franquicia
No somos
franquicia
descuentos
Descuentos
trabajamos con seguros
Trabajamos
con seguros
especialistas en casos difíciles
Especialistas en
casos difíciles

Principales síntomas de enfermedad de las encías

Antes de empezar con la sintomatología de estas enfermedades es necesario aclarar que todas las afecciones de orden patológico en las encías se denominan enfermedades periodontales y, aunque son fáciles de prevenir, estas se han convertido en un mal bastante común entre la población.Dentro de los síntomas de una enfermedad periodontal podemos encontrar:

  • Coloración intensa (rojo o morado).
  • Sangrado.
  • Inflamación.
  • Halitosis.
  • Separación entre los dientes o cambio en alineación de la mordida.
  • Disminución del recubrimiento dental por parte de la encía (dientes largos).
  • Sensibilidad dentaria
  • Cálculo entre los dientes
Periodoncia

Etapas de la enfermedad periodontal

Primera etapa

Lo primero que ocurre cuando se desarrolla una enfermedad en nuestras encías es un cambio de color. Éstas pueden tomar un tono rojo intenso o morado. También se inflaman y duelen levemente, llegando a sangrar cuando comemos o cuando cepillamos nuestros dientes.

Segunda etapa

Aquí ya puede verse una gran cantidad de sarro en la cara frontal de los dientes y aparece la halitosis junto a la sensación de mal sabor en la boca. También los dientes empiezan a separarse y a parecer más largos debido a que la encía comienza a retraerse.

Tercera etapa

Las molestias empeoran, el dolor y el sangrado en las encías aumenta y los dientes pueden empezar a caer. En esta etapa solo los especialistas pueden regenerar la encía reconstruyendo la masa ósea y utilizando implantes en el caso de pérdida dental.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis consiste en la inflamación, el sangrado y el dolor de las encías causados por un exceso de placa bacteriana en la base del diente. Esta enfermedad es reversible si se detecta a tiempo y se trata adecuadamente en casa. De lo contrario evolucionará y derivará en periodontitis, la cual puede llegar a ser bastante fatal para nuestra dentadura.

¿Qué es la periodontitis?

La estructura interna que mantiene a los dientes en su lugar se conoce como tejido periodontal o periodonto. La periodontitis es la patología o la infección de destruye este tejido dejando como consecuencia la pérdida del soporte óseo y posteriormente de los dientes. Aunque no es reversible, este padecimiento deriva directamente de una gingivitis mal tratada y por esa razón es evitable.

Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal

La gingivitis es el estadio principal de la periodontitis, esta es altamente curable y sus tratamientos y cuidados son bastante sencillos. A continuación listaremos los más importantes para prevenir esta afección:

  • Llevar una dieta sana y equilibrada.
  • No consumir tabaco en ninguna de sus formas (fumado o masticado).
  • Practicar una excelente higiene bucal cepillando los dientes después de cada comida, haciendo una correcta limpieza interdental y usando colutorios o enjuagues bucales antisépticos.
  • Visitar al dentista regularmente para revisiones, limpiezas dentales y valoraciones que puedan revelar algún síntoma de gingivitis y este pueda ser tratado inmediatamente.

Cómo cuidar los dientes correctamente

En general el cuidado de los dientes no se basa solamente en su cepillado, pues este solamente asegura una limpieza parcial de todo el conjunto oral.

Por esa razón se recomienda cepillarse los dientes entre tres y cinco veces al día, o después de cada comida, haciendo uso de una pasta dental óptima.

A esto se le debe sumar el correcto uso de la seda dental al menos una vez cada 24 horas y el uso del colutorio antiséptico con el fin de prevenir cualquier formación bacteriana.

Por último, es necesario reconocer la importancia de las visitas de control con el dentista si queremos estar seguros de nuestra salud bucodental.

Foto de portada: ShutterStock por Stefano Garau / fotografía de texto: Wikipedia / DRosenbatch

Últimos artículos Periodoncia




PIDE CITA
pide citaPIDE CITA