Caries dental: por qué aparecen y su tratamiento

Las caries dentales son una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, y suelen presentarse tanto en niños como en adultos. ¿Quién no ha tenido una caries alguna vez y ha tenido que ir a empastársela al dentista tras sentir dolores en las muelas? Debido precisamente a su alta frecuencia, es necesario conocer todos los síntomas a tener en cuenta para detectar su existencia de forma precoz.

Si una caries es detectada lo antes posible, puede tratarse de manera inmediata y cortar el problema de raíz sin que vaya a más y pueda destruir el diente.

consulta gratis
1ª cita
GRATIS
financiación a medida
Financiación
a medida
franquicia
No somos
franquicia
descuentos
Descuentos
trabajamos con seguros
Trabajamos
con seguros
especialistas en casos difíciles
Especialistas en
casos difíciles

¿Qué es la caries?

La caries es una enfermedad que se caracteriza por una infección en la cual se acumulan bacterias sobre la superficie del esmalte, donde crean productos ácidos que desmineralizan y disgregan el diente. Una vez el esmalte está dañado, la caries continúa adentrándose en el diente a través de la dentina hacia la pulpa. Si no se visita a un profesional para que elimine la caries mecánicamente y realice un empaste, el diente puede terminar totalmente destruido.

Se trata de una de las enfermedades bucodentales más comunes en todo el mundo, tanto en niños como en adultos, que produce una inflamación dolorosa si no se trata.

¿Qué causa la caries dental?

Los expertos opinan que el principal microorganismo responsable de la caries dental es el Streptococcus Mutans, aunque también participan con un rol de menos importancia otros microorganismos como el Lactobacillus, el Actinomyces y otros tipos de Streptococcus.

En general, la caries se asocia a diferentes causas:

  • La ingesta de alimentos con alto contenido en azúcares y carbohidratos fermentables, y bebidas carbonatadas.
  • Una mala higiene bucal diaria, ya sea por falta de cepillado, por el uso de pastas de dientes inadecuadas o por no usar hilo dental o cepillarse mal los dientes. También influye el tiempo que pase entre la ingesta y el cepillado, ya que cuanto más tiempo pasa, más posibilidades hay de que los ácidos afecten a los dientes.
  • La disminución del pH de la saliva debido a medicamentos y otros factores que alteran el biofilm oral.
  • La susceptibilidad genética heredada, ya que hay personas con más predisposición a padecer caries.
  • Padecer un trastorno de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, ardores de estómago o sequedad de boca.

Por otro lado, los síntomas de las caries varían según el tamaño y el diente que esté afectado. Cuando se comienzan a formar, en general no se aprecia ningún síntoma. Es a medida que la caries avanza cuando se comienza a sentir un dolor repentino o sin causa aparente en las muelas, sensibilidad dental y dolores al morder y comer o beber algo dulce, caliente o frío. Además, si se observa un diente con caries, se pueden ver agujeros y manchas marrones, negras o blancas en la superficie.

caries dental

Tipos de caries

Caries de raíz

Este tipo de caries es el más común entre los adultos de edades más avanzadas, que son más propensos a sufrir retracción en las encías. Se produce en la superficie de las raíces de las piezas dentales.

Caries por fosas y fisuras

Este tipo de caries se produce en las superficies de masticación de los dientes posteriores y se puede prevenir con un cepillado de dientes correcto. Si la higjene bucal no es adecuada, este deterioro puede agravarse con mucha velocidad.

Caries en la superficie lisa

Este tipo de caries se produce en la superficie exterior plana de los dientes cuando las bacterias no son eliminadas y la placa se va acumulando. Se trata del tipo de caries menos grave y se puede tratar con fluoruro y con hilo dental.

¿Cómo eliminar la caries?

El tratamiento de la caries depende de la gravedad y del caso de cada paciente. Existen varias opciones:

Extraer el diente

Algunos dientes tienen caries tan graves que tienen que extraerse directamente. El hecho de extraer un diente puede dejar un hueco que haga que los otros dientes se muevan de sitio, ante lo cual hay que hacer un puente o colocar un implante dental para reemplazar el diente que falta.

Endodoncia

Cuando la caries llega a la parte interna del diente, llamada pulpa, hay que aplicar una endodoncia. Se trata de un tratamiento para reparar y poder conservar un diente muy dañado o afectado, extrayendo la pulpa del diente, colocando medicamentos para limpiar la infección y reemplazando con un empaste la pulpa.

Corona

Si la carie es extensa o el diente está debilitado, puede aplicarse una corona hecha a medida que reemplace la corona natural del diente. Las coronas pueden ser de oro, porcelana, resina, porcelana y metal u otros materiales.

Empaste

Los empastes son la opción principal cuando la caries ha avanzado. Se hacen con varios materiales, como resinas del color del esmalte dental o porcelana.

Flúor

Si la caries está comenzando a aparecer aún, el tratamiento con flúor puede ayudar a restaurar el diente y revertir la caries. Estos tratamientos pueden ser en gel, líquidos, en espuma o en barniz.

¿Cómo puedo prevenirlas? Consejos para una boca sana

  • Cepillarse los dientes con pasta de dientes que contenga flúor: Es conveniente cepillarse los dientes al menos dos veces al día y después de cada comida con una pasta de dientes que contenga flúor. Además, es recomendable utilizar también hilo dental o un limpiador interdental para eliminar restos de comida y placa de entre los dientes. Por último, también se debe usar un enjuague bucal fluorado.
  • Visitar al dentista con regularidad: Lo ideal es hacerse limpiezas dentales profesionales y exámenes bucales regulares para prevenir problemas y detectarlos de forma precoz.
  • Consumir alimentos saludables para los dientes: Se debe evitar ingerir alimentos que puedan quedarse atascados en los surcos de los dientes durante mucho tiempo y alimentos que contengan mucho azúcar o ácidos. La fruta y las verduras frescas aumentan el flujo de saliva, y el té, el café y los chicles sin azúcar ayudan a limpiar la boca de los restos de alimentos.

Últimos artículos Caries dental




PIDE CITA
pide citaPIDE CITA