Prótesis dental fija: Todo lo que necesitas saber

Si has sufrido la pérdida de una o más piezas dentales sabrás las consecuencias que ésto tiene para tu vida personal y profesional. Además de los estragos a nivel estético, supone un problema de funcionalidad para la boca, pues altera el habla, la mordida y la masticación. La prótesis dental fija se trata de una de las soluciones más vanguardistas que existen a la hora de cubrir la ausencia de dientes.

¿Qué es una prótesis dental fija?

Una prótesis dental fija es aquella prótesis que está soportada por el propio diente natural, por lo que también es conocida como prótesis dentosoportada, o por un implante de titanio. En el caso de las dentosoportadas, la prótesis va pegada al diente mediante un pegamento o cemento específico para ello. Su principal característica es que no necesitan ser retiradas de la boca nunca, a diferencia de las removibles.

Tipos de prótesis fijas

protesis-fija

Como en la gran mayoría de tratamientos bucodentales, existen diferentes tipos de prótesis fijas que se aplicarán o no según el caso particular del paciente. En este caso se dividen según su sujeción:

Prótesis fijas sobre dientes

Este tipo de prótesis se sujeta sobre los dientes naturales de los pacientes, haciendo que tengan una gran sujeción y firmeza. El profesional talla y desgasta la anchura de los dos dientes que estén en el extremo de la zona en la que se han perdido las piezas dentales, y sobre ellos cimienta y encaja la prótesis para que se mantenga estable.

Prótesis fijas con implantes dentales

En estos casos, la prótesis, o también conocida como prótesis híbrida, está sujeta por un implante de titanio, que hará de raíz del diente.

Coronas

Más comúnmente conocidas como «fundas», son prótesis individuales que se colocan en un único diente, consiguiendo un acabado natural. Se fabrican a medida para el paciente y existen diferentes opciones de materiales que varían en calidad y en precio.

Puentes dentales

Se utilizan en casos en los que hay que sustituir al menos un diente. Están formados por dos retenedores y el número de piezas que hagan el papel de sustitutas de los dientes.

Dentaduras completas

Son prótesis fijas que van atornilladas sobre implantes dentales y que pueden sustituir tanto una como dos arcadas. Suelen estar fabricadas con refuerzo metálico microfresado.

¿Cuánto cuesta una prótesis dental fija?

Como en todos los tratamientos, el precio de una prótesis dental fija varía según diferentes circunstancias, y se concreta una vez conocido el caso del paciente. El coste depende de si se colocan implantes o no, de la inmediatez de la colocación, de si se trata de una prótesis total o parcial, y de la clínica en la que se realice el tratamiento, entre otros factores.

Ventajas y desventajas

En cuanto a las ventajas de la prótesis dental fija, se debe destacar sobre todo su comodidad y la masticación, habla y estética natural que proporciona al paciente que la lleva. Además, al ser fija no hay que retirarla para limpiarla, ni tampoco se mueve de su sitio.  En resumidas cuentas, la retención, el soporte, la estética y la estabilidad de la prótesis fija son superiores a las que ofrece la prótesis removible. Además, ofrece una mayor durabilidad sin cambios de forma y color que dañen su apariencia.

Por otro lado, la prótesis dental fija exige un mayor cuidado de la higiene bucal diaria por parte del paciente y una vigilancia más frecuente por parte del profesional, sobre todo para evitar retracción en las encías. Además, tiene un mayor coste que la prótesis removible y es más complicada de reparar en el caso de que surgiera algún problema.

¿Cómo se limpia correctamente la prótesis fija?

La prótesis fija exige un esfuerzo notable por parte del paciente a la hora de mantener una buena limpieza y cuidados diarios. La higiene debe realizarse inmediatamente después de cada comida, sobre todo después de la cena. De esta forma se evita desarrollar caries y otras enfermedades bucodentales.

Por otro lado, se necesita utilizar un buen cepillo de dientes, pasta de dientes con flúor e hilo dental o cepillos interdentales para eliminar profundamente la placa bacteriana y los restos de comida. Para completar la higiene bucodental, también se puede utilizar un irrigador bucal. Lo importante es, sobre todo, prestar atención tanto a la prótesis como a los dientes naturales.

PIDE CITA
pide citaPIDE CITA